Un ataque de nervios











Ya vale

Queridos lectores:

El acoso a quienes se atreven a alzar la voz para señalar que el emperador está desnudo es una constante en Cataluña. Quien se atreve a decir y razonar por qué no está de acuerdo con el procesismo acaba siendo insultado y difamado sin medida ni piedad, y se emplea la mentira y la falsedad con una aberrante desfachatez. Javier Cercas ha sido la penúltima víctima de este triste escarnio, porque no ha sido ni será la última. 

De eso, poco más o menos, va mi artículo en Metrópoli Abierta. Se titula Ya vale.

25 años de la Escola Hongaresa d'Esgrima

El pasado 16 de abril, la Escola Hongaresa d'Esgrima cumplió 25 años. Es mi club, donde me enseñan a tirar con sable y donde me lo paso tan bien.

Desde aquí quiero felicitar al club por esos veinticinco años y desearle muchos, pero muchos, años más de buen hacer.


Entrevista en La casa de Herrero, ES Radio

Aquí tienen otra entrevista sobre Mujeres de armas tomar.

Esta vez, en La casa de Herrero, de ES Radio.

Aquí les dejo la grabación de la entrevista.


¿Un Ecce Homo de Caravaggio?

Uno de los pocos documentos autógrafos de Caravaggio es un contrato que dice así (copio):

«Io Michel Ang.lo Merisi da Caravaggio mi obbligo di pingere al Ill.mo S [Ignor] Massimo Massimi p [er] esserne statto pagato un quadro di valore e grandezza come quello ch’io gli feci già della Incoronatione di Crixto p [er] il primo di Agosto 1605. In fede ò scritto e sottoscritto di mia mano questa questo dì 25 Giunio 1605. Io Michel Ang.lo Merisi».

Lo traduzco à la mia maniera, por si acaso:

«Yo, Michel Ang.lo Merisi da Caravaggio, me comprometo a pintar al Ilmo. Sr. D. Massimo Massimi, por haber sido pagado por ello, un cuadro del valor y la grandeza de aquel otro que ya le hice sobre la Coronación del Cristo para el primero de agosto de 1605. Dando fe de ello, he escrito y firmado esto con mi propia mano el 25 de junio de 1605. Yo, Michel Ang.lo Merisi».

Parece ser que el cardenal Massimi encargó un Ecce Homo a tres artistas, Cigoli, Caravaggio y Domenico Passignano senza che l'uno sapesse dell'altro (es decir, sin que ninguno de ellos supiera que otro también había recibido el mismo encargo). Quien nos lo explica, un contemporáneo llamado Cardi, afirma que el cardenal prefirió el lienzo de Cigoli a los otros dos. Dice, más exactamente (y cito) que piacque più degli altri e perciò tenutolo appresso di se Monsignore mentre stette in Roma fu di poi portato a Firenze e venduto al Severi (i.e.: que le gustó más que los demás y por eso no se separó de él mientras estuvo en Roma, se lo llevó a Florencia consigo y sólo después lo vendió a la familia Severi).

Éste es el lienzo de Cigoli:


El Ecce Homo de Caravaggio dicen que viajó a España. Así lo afirman Bellori (uno de sus primeros biógrafos) en 1672 y Baldinucci, en 1681, aunque éste añade que también visitó Francia y varias provincias de Europa (sic). 

Todo parece indicar que ese Ecce Homo del cardenal Massimi es el que está en el Musei di Strada Nuova, en el Palazzo Bianco, de Génova. Sería éste:


Su atribución a Caravaggio ha sido discutida muchos años. Se ha llegado a afirmar que era una mala copia (sic) del original, aunque hoy en día las pruebas que atribuyen el lienzo al de Caravaggio son numerosas y se da por cierto que lo pintó él. Pintara quien lo pintara, es un cuadro que, en persona, impresiona, y visto de tú a tú, por así decirlo, no deja indiferente. Como suele ser costumbre, las fotografías y las imágenes por pantalla no hacen justicia al lienzo.

En la discusión sobre este lienzo y en las pruebas documentales sobre la Coronación (de espinas) del Cristo y el Ecce Homo del cardenal Massimi, que no citaré aquí por no alargarme demasiado, parece ser que una de las dos, o las dos, pudo acabar en España. Se cita al cardenal Innocenzo, que en 1632 era nuncio de Roma en Madrid y que pudo recibir las pinturas de Caravaggio como presente. No diré ni sí ni no ni nada, porque es un asunto que se me escapa. Pero sí que diré que España fue el destino (final o provisional) de muchos cuadros de Caravaggio, algunos de los cuáles se han perdido (y no se han encontrado... todavía).

Todo esto viene por un Ecce Homo que ha saltado a las noticias estos días. Éste:


Lo primero que me viene a la cabeza es que está sucísimo. Quizá limpito ganaría un poco, pero no sigo por ahí porque los expertos saben de eso más que yo. 

Este lienzo ha saltado a las noticias porque podría ser (¡ojo! podría, en condicional) un Caravaggio.

Una casa de subastas madrileña, Ansorena, ofrecía por un lienzo del siglo XVII de un discípulo de José de Ribera (sic) un precio de salida de 1.500 euros. A la que vieron la imagen del lienzo y supieron sus medidas, comenzaron a correr los rumores entre los marchantes de arte, los coleccionistas y muy pronto, los caravaggistas. Hasta tal punto que la Dirección General de Bellas Artes y la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Ministerio de Cultura, obrando con prudencia y buen sentido, prohibieron la exportación de este Ecce Homo

El porqué ya lo he dicho: podría ser un Caravaggio. Así lo cree una profesora de Historia de Arte Moderno de la Universidad de Roma, la doctora Terzaghi, cuyas declaraciones saltaron a la prensa y han iniciado un revuelo de consideración. 

Lo resumiré brevemente y sin entrar en detalles. Al parecer, tanto el tema como las dimensiones del cuadro coinciden con la descripción de un lienzo de Caravaggio hoy desaparecido. Así que... calma. Porque unos expertos, a ojo, aprecian cosas de Caravaggio y otros, en cambio, no. Yo, que no me considero más que un aficionado, veo algunas cosas que me dicen que sí, que es... perdón, que podría ser un Caravaggio. Otras, en cambio, no acaban de convencerme. 

Les confieso que me gustaría (y mucho) que fuera un Caravaggio, pero no se trata de lo que me guste o deje de gustar, sino de examinar el lienzo con mucho cuidado. No sólo a ojo y en persona (la fotografía, como ya he dicho, no hace justicia), sino con microscopios, aparatos de rayos X, infrarrojos, espectómetros y lo que haga falta, examinando la tela sobre la cual se ha pintado, el bastidor, la composición química de la pintura, las diferentes capas de pintura y un largo etcétera que confirmen o desmientan el ojo de los expertos. Y rezar para que no se hagan trampas a causa del precio que podría alcanzar el lienzo, cosa que ha pasado otras veces.

Dejando a un lado lo que me gustaría que fuese, podría ser también obra de algún alumno o imitador, de un discípulo o, simplemente, una copia. Pero, como ya digo, ya nos dirán el qué. Mientras tanto, a esperar y a prepararnos para el chasco, porque ya llevamos muchos lienzos con atribuciones fantásticas que luego... 

Esto mismo explica Paula Corroto en El Confidencial, aquí mismo.

Las tres Venecias


Jorge Canals Piñas es doctor en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Barcelona y, según reza la solapa de la cubierta del libro, ahora es profesor titular del Departamento de Filosofía y Letras de la Universidad de Trento, Italia. Al parecer, el autor de Las tres Venecias, Viajes por la Italia mitteleuropea siente un especial interés por lo que antes fuera el Imperio Austrohúngaro. Más concretamente, según parece, por las fronteras de ese imperio. Porque si Austria-Hungría era un imperio multinacional, con tantas naciones en su seno, con más razón en sus fronteras. La zona del Véneto, del Tirol Sur, del Alto Adigio y aledaños es hoy parte de Italia, pero hubo un tiempo en que perteneció a la corona austríaca y una parte del territorio, la que correspondía a la República de Venecia, fue incluso independiente. 

El autor nos propone un libro de viajes, con pequeños apuntes y relatos de esta Italia que ha sido ahora de unos, ahora de otros, que habla alemán (en su versión dialectal tirolesa), que defiende una identidad nacional propia y donde uno comprueba, en palabras del propio autor, que la patria no es más que el paisaje, porque todo lo demás, la historia, la lengua y la cultura, es un accidente. 

Si el libro de viajes fuera nada más que un libro de viajes, nos compraríamos una guía. Los buenos libros de viajes van más allá. Plantean preguntas o buscan respuestas, y Canals es lo que hace, página tras página, con una prosa muy cuidada y un estilo digno de aquellos grandes viajeros que dejaron su huella en Venecia, Padua, el Alto Adigio, los Dolomitas o el Tirol Sur. 

Es muy buen libro y se recomienda con los ojos cerrados.

Entrevista en Radio 4

Les adjunto al final de estas líneas un enlace para que me puedan oír hablando de Mujeres de armas tomar (en catalán) en el programa De boca a orella, de Radio 4, RNE.


La entrevista fue muy bien y tratamos un poco de todo. El libro parece que está gustando y tiene una buena acogida. Eso espero.


El enlace es:
https://www.rtve.es/alacarta/audios/de-boca-a-orella/tercera-hora-06-04-21/5835304/
https://mediavod-lvlt.rtve.es/resources/TE_SBOCORE/mp3/0/1/1617729821410.mp3

Peligro, cohetes





La teoría de las ventanas rotas

Queridos lectores:

Metrópoli Abierta ha tenido a bien publicarme La teoría de las ventanas rotas, donde señalo la degradación del entorno urbano de Barcelona, al menos en algunas calles, y alguna cosa más. 

Aunque la llamada teoría de las ventanas rotas tiene sus críticos, es muy cierto que un espacio que no se cuida tiende a ser cada vez más descuidado. Por eso es importante notar que gran parte del paisaje urbano de Barcelona, especialmente en los barrios con rentas más bajas per cápita, se descuida y hace ya tiempo que vive en el círculo vicioso de la degradación. 

Y eso es todo. Estén o no estén de acuerdo con lo que digo, ojalá les haga reflexionar.

Espadachinas: la gallega valiente y otras mujeres que empuñaron la espada

Paula Corroto, que escribe en El Confidencial, me entrevistó hace unos días para preguntarme por Mujeres de armas tomar. Y hoy ha publicado la reseña del libro, que ha titulado Espadachinas: la gallega valiente y otras mujeres que empuñaron la espada.

Poco más tengo que decir. La verdad es que estoy muy contento. Léanlo y ya me dirán. 

Lo encontrarán en este enlace:
https://www.elconfidencial.com/cultura/2021-04-01/mujeres-de-armas-tomar-libro-espadachinas_3012967/

"Mujeres de armas tomar" citado en El Español

David Barreira escribe sobre María Pita e Inés de Ben en El Español, y cita Mujeres de armas tomar.

La historia de estas dos gallegas es la que más está llamando la atención, quizá porque María Pita es conocida por sus actos durante la lucha contra los piratas (llamémoslos así) ingleses en La Coruña, mientras que Inés de Ben es casi una completa desconocida. Me puso sobre aviso de la existencia de Inés de Ben una escritora coruñesa, Nieves Abarca, que la citó en el pregón de las fiestas de María Pita, en 2019. Realmente, a la que uno conoce su historia, sabe que merece mucho respeto por su valentía.

El artículo lo pueden leer en este enlace:
https://www.elespanol.com/mujer/mujeres-historia/20210316/maria-pita-isabel-ben-gallegas-vencieron-historia/566194404_0.html

Número 16 de Historia Hoy


¡Ya ha salido el número 16 de Historia Hoy!

Publico un artículo sobre un tema muy poco conocido, el del espionaje en la época napoleónica y la guerra secreta entre Gran Bretaña y el Corso. Pero la revista está llena de temas interesantísimos, en serio.

"Mujeres de armas tomar" en la radio

Estos días, me han entrevistado en Radio Aragón, para el programa La Cadeira, y Javier Traité, en una sección de historia que hace en el programa Hoy por hoy, de la cadena SER, ha contado la historia de una de las mujeres que aparecen en mi libro. 

Agradezco de corazón que me traten tan bien, y me alegro de que les haya gustado mi libro. 

Les dejo los enlaces:

Sobre Mujeres de armas tomar en Radio Aragón:
https://t.co/8A6ertjnnb?amp=1

Sobre el programa de Javier Traité en la SER:

Esperemos que pronto haya más.


Fotografía de @merchep en Twitter. Gracias.

Las recetas del Dr. Lecter




Dejando a un lado las aventuras del cocodrilo del Pisuerga y sus diferencias o avenencias con el perrito de la vecina del quinto, quisiera anotar aquí que estoy viendo la serie Hannibal, construida alrededor del personaje creado por Thomas Harris en la novela El dragón rojo (1981). 

Llevo vistas las dos primeras temporadas de las tres que se hicieron. Me han fascinado, pero sepan que no es una serie del gusto de todos los públicos, ni una serie fácil. Contaba, eso sí, con mi entrega, porque el personaje del doctor Lecter me ha fascinado desde el día que lo conocí. Creo que es uno de los monstruos más conseguidos de los últimos tiempos, que se consagró en el cine después de tener un gran éxito de ventas en las librerías. 

Cuando pase la tercera temporada, ya les diré más cosas.