En el parque

 

¿Quién, cuando niño, no corrió detrás de las palomas?

Cazador y presa

 


En más de una ocasión, el cocodrilo del Pisuerga muestra su instinto cazador, en especial cuando puede haber una galletita como recompensa. No obstante, la tasa de éxitos no es muy alta. ¿Por qué? La vida muelle en la gran ciudad y la talla de sus presas quizá tengan algo que ver.

Serenata a la luz de la luna

 

Nadie hubiera imaginado que el cocodrilo del Pisuerga fuera aficionado a las serenatas nocturnas a horas intempestivas, pero ¿qué quieren que les diga? Es un animal tan poco conocido... La cuestión es que cuando pregunté al público qué podría estar cantando, optó mayoritariamente por una ranchera. Es lo que hay y hay que vivir con ello.

Por dónde andará mi yo interior

 

Una de las cosas que más me llama la atención de la legión de personas que se dedican a las cosas del espíritu es eso del yo interior. Seguro que les han dicho alguna vez que busquen en su yo interior tal o cual cosa, pero el problema, creo yo, es dar con el yo interior. ¿Dónde está? ¿Lo ha visto alguien?

Sueño con Florencia

 

El otro día soñé con Florencia, uno de los lugares en los que me he sentido más feliz y más a gusto lejos de casa. Será por el empacho de arte, museos y belleza, y la vista gorda que hacía a tantos inconvenientes. En cualquier caso, se me ocurrió que podía dibujar algo sobre eso, pero no sabía exactamente qué. A fin de cuentas, es muy raro que yo recuerde lo que he soñado y, en este caso, sólo era consciente de haber soñado con Florencia. Así que... Bueno, me salió esto. Interprétenlo como les dé la gana. 

¡Sorpresa!

 

El mundo es una caja llena de sorpresas, que te aguardan donde menos las esperas.

¿Confías en tu vecino?

Queridos lectores:

Metrópoli Abierta, una vez más, ha publicado uno de mis artículos. Se titula ¿Confías en tu vecino? y explora algunos signos de la decadencia de Barcelona (y, por ende, de Cataluña), que, mucho me temo, costará vencer. Espero que les dé en qué pensar.

Del 28 de agosto hasta hoy

 



La ristra de la coreomanía


Queridos lectores:

No sé cómo se me pudo pasar, pero no avisé de una #RistraDeTuits bastante curiosa, la que explicaba el asunto de las epidemias de coreomanía que padeció Europa en la Edad Media y principios de la Edad Moderna. Es un fenómeno cuyo origen todavía se desconoce y da mucho de qué hablar.

Mejor que lo comprueben ustedes mismos.

El enlace es éste:

De mal en peor (Grandes Premios de España y Bélgica 2020)


En fin... En los dos últimos grandes premios, el de España y el de Bélgica, Ferrari sólo ha conseguido una vez entrar en zona de puntos. Parece que las cosas seguirán así, de mal en peor, porque su motor no tiene potencia y la aerodinámica del automóvil es un desastre. En Maranello vuelven los aires de crisis e histeria, tan típicos de la Scuderia, y pintan bastos para conseguir algo este año y el que viene, pues parece que quieren centrarse en la temporada siguiente, donde se produciría un importante cambio de reglamento.

Y este fin de semana, Monza, donde no creo que vayan a ir mejor.

Ay, paciencia.

La ristra de la esgrima femenina


Queridos lectores:

Para diverrtimento y solaz de todos ustedes, publiqué una #RistraDeTuits en Twitter sobre los duelos femeninos y la curiosa costumbre de luchar a espada o florete a pecho descubierto. Es decir, enseñando las tetas, y perdonen ustedes. 

El público, ante la promesa de contemplar las tetas en cuestión, se ha volcado a verla y comentarla. 

Espero que les guste. Pueden verla en:

A petición de una amiga

Queridos lectores:

Una vez más, Metrópoli Abierta ha tenido a bien publicar uno de mis artículos, que versa sobre la educación y la poca importancia que se le da. Dejo ir un par de cositas más, pero ya lo verán ustedes, si lo leen. Se titula A petición de una amiga. Espero que les haga pensar.