Para leer y regalar


Hay que barrer para casa y aprovecho la ocasión. Ahora que se acercan las fiestas de Navidad, vienen los Reyes Magos y todas esas cosas, ¿por qué no regalar unas sonrisas? Te propongo (de ahí lo de barrer para casa) que regales mi libro, que para eso está. ¡No es un mal regalo! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada