Apocalipsis zombie


Más de un parlamentario está hasta los c... eh... está harto, perdón, de que el Gobierno de España largue unas respuestas parlamentarias que dan pena. Con cierta perspectiva, este es un defecto compartido por todos los gobiernos autonómicos españoles y muchas grandes ciudades del país, pero ésa es otra historia. Hablábamos de las relaciones del Ejecutivo con las Cortes Generales. 

Uno de los señores diputados y senadores ha optado por echarle guasa al asunto y llamar la atención sobre la poca calidad de las respuestas que recibe. Dice que son (y cito) inútiles e inconcretas, no aportan ningún tipo de información, etcétera, qué les voy a contar. Por mucho que las preguntas sean (vuelvo a citar) concretas, claras e inequívocas, el Gobierno se va por los cerros de Úbeda y contesta ni sí ni no, sino todo lo contrario. El caballero en cuestión, el señor Mulet, senador de Compromís, ha pensado que la mejor manera de llamar la atención sobre este problema (que es, además, un problema muy serio) es echarle humor y sacarlo a la calle.

¿Cómo? El señor Mulet va y pregunta lo siguiente: ¿Qué protocolos tiene adoptados el Gobierno ante la posibilidad de un apocalipsis zombie? Tal cual. Con un par. El Gobierno de España, obligado por la Constitución y el Reglamento del Senado, tiene treinta días para contestar por escrito (un plazo que, denuncia el senador, se cumple muy pocas veces).

Ahora está todo el país pendiente de los planes del Gobierno ante un apocalipsis zombie. ¿Qué responderá el Ejecutivo? ¿Existen dichos planes? 

En serio, estoy más que intrigado por conocer la respuesta. Hacía tiempo que no me interesaba tanto la política. Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada