Tanta hambre para esto



La huelga de hambre que convocaron miembros de la Asamblea Nacional Catalana arrasó. Simplemente, arrasó. Superó todas las previsiones. Se reunieron finalmente 150 personas en las Escuelas Pías de la calle Diputació de Barcelona, donde habían dispuesto sillas y sacos de dormir.

No todas iban allá a pasar hambre, sólo la mitad. La otra mitad (cito) ofreció su apoyo y solidaridad, y unos bocadillos. No toda esta gente soportó el encierro de 24 horas; unos cincuenta manifestantes pasaron la noche en su casa, no en el local escogido, por razones de salud. Porque la reunión de sacrificados patriotas tenía una media de edad superior a la media, digámoslo así, y ya no estaban para esos trotes. 

En resumen, ¡un exitazo! Lástima que tantos sacrificios no sirvieran para convencer a los asamblearios de la CUP, que han dicho que no piensan votar a favor de la investidura de Mas. ¡Tanta hambre para esto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada