Correcciones, retrasos, impaciencia...


Manuscrito durante el proceso de corrección.
In situ, por el autor.

Ay... Aunque es lo normal y estaba previsto, el proceso de corrección del manuscrito lleva su trabajo. Ha pasado por las manos del editor y luego por las manos del director de la colección. Así que trabajo a destajo para poner los puntos sobre las íes y los párrafos en su sitio. Además, la publicación del primer volumen se retrasa hasta principios de noviembre.

Santa Paciencia, que es la madre de la ciencia. También, por lo que se ve, de los libros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada