¿Coma o tilde?


Me pregunto cómo nadie ha prestado atención a la puntuación del lema electoral de ERC. 

El lema es Som, república. Así, son la coma entre las dos palabras, entre el verbo ser y el sustantivo república. Lo que vale para el castellano vale exactamente lo mismo, en este caso, para el catalán, y eso es que esa coma sobra. No tiene que estar ahí. ¿Qué función tiene? 

Yo puedo preguntar: ¿Somos (una) república? y tendrían que contestarme: Lo somos, Luis, y aquí la coma estaría bien puesta, porque Luis sería una aposición. Podrían contestarme también así: Somos república. Vale. Pero no pueden, de ninguna de las maneras, contestarme Somos, república, porque yo no me llamo república. No sé si pillan el matiz. 


Al fondo, uno de los carteles electorales mal escritos.
Delante, el mismo lema, en rojo, bien escrito.

Cuidado, cuidado... Me dicen que no es un coma, que es la tilde de república.

¡La madre! Igual he metido la pata.

Ahora que lo veo con más atención, bien pudiera ser. Pero llevaba días viendo el cartel y no había considerado esta opción. La vista engaña. No es el único caso. También engaña el cartel de CDC, que dice imposible, aunque sólo si te acercas mucho y te fijas im está (mal) tachada y dice, en verdad imposible. El de Ciudadanos, no menos, que escriben Ilusión con los tipos que emplea CDC en su propaganda, manda huevos.

Pero hablábamos del cartel de ERC, donde no dice Som, republica (sin tilde), sino Som república, donde la tilde ocupa el lugar que uno espera que ocupe una coma, provocando una tremenda confusión, como han podido ver.

Si ése fuera el caso, si no fuera una coma, sino una tilde, el diseñador gráfico se ha cubierto de gloria. El de CDC, también. El de Ciudadanos. Etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada