Menudo fiasco (Gran Premio del Brexit 2016)



Silverstone es uno de los circuitos históricos y uno espera más de Silverstone. Pero los comisarios de la FIA hicieron lo posible por amargarnos la fiesta. Llovió. Vaya novedad, como que no llueve en Inglaterra... Pero la carrera la iniciaron todos detrás del coche de seguridad, no fuera a resbalar alguno. Vueltas y vueltas de aburrimiento y los pilotos pidiendo que se apartara esa tortuga de delante. Al final, se apartó, y lo que quedó de carrera fue un escoger cuándo poner neumáticos mixtos y cosas por el estilo. Se perdió la gracia del asunto y los momentos emocionantes se contaron con los dedos. Menudo fiasco.

Para completar el triste panorama, Ferrari quedó como un huevo pasado por agua, pocho. Quinto y noveno. En la cabeza de carrera, ganó el Mercedes-Benz de Hamilton, que dejó al de Rosberg en la segunda plaza, que perdió por una penalización de diez segundos y quedó finalmente tercero. Los Red Bull lo hicieron muy bien. Y no hay más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada