Objetos de caza mayor


Don Artur Mas, visiblemente nervioso, ha reaccionado mal ante la noticia con la que hoy pasábamos la mañana tan divertidos (y escandalizados). Han detenido al tesorero de CDC, hombre de su más total y completa confianza, al jefe de infraestructuras de la Generalidad de Cataluña, a siete empresarios, etcétera, han registrado la sede de CDC, otra vez, y la de varios ayuntamientos y una decena de empresas... Todo por culpa de unas diligencias de un juez de El Vendrell ante una denuncia de una munícipe de ERC. ¡No ha sido Madrid! Han estirado del hilito y se les está jodiendo el jersey. El 3% persiste. ¡La verdad es tan tozuda...!

Don Artur Mas ha exclamado que Convergència y él mismo son objetos de caza mayor (sic) y ha intentado pasar otra vez por mártir. Le está pillando el gusto. 

Pero me permito recordarle quiénes han sido las víctimas de la depredación: nosotros. Pero, claro, la caza menor no cuenta, ¿verdad?

La inocencia, víctima de la caza mayor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada