La sección femenina


Las señoras, monísimas, dice la prensa.

Leo a Cristina Fallarás en Diario 16 y las deja ir sobre el debate electoral que emitió ayer Antena 3 TV. El debate se titulaba (agárrense) Las mujeres primero. Sin coma, además. ¿Qué gracia tenía ese debate? Que debatía mujeres, así, tal cual. La sección femenina, que dice la señora Fallarás, yendo con segundas y mala leche.

Se presentaron Andrea Levy, del Partido Popular, Margarita Robles, del PSOE, Carolina Bescansa, de Podemos, e Inés Arrimadas, de Ciudadanos. A alguien se le ocurrió que era guay del Paraguay que hablaran las mujeres, como si fuera algo fuera de serie (fíjate tú, que hablan). Pero lo peor fue que los partidos todos se sumaran a la idea y la dieran por buena. 

La señora Fallarás habla de humillación y no diré que no, pero lo que yo pasé, en el breve instante de siete minutos de anuncios en mitad de una película (qué horror), lo que yo pasé, decía, fue vergüenza ajena. Vergüenza por el simple planteamiento del programa, pero también por el nivel de mediocridad alcanzado por las señoras en cuestión. Vergüenza ajena esta mañana, leyendo la prensa, donde se da una especial importancia al vestuario de las bailarinas. Lamentable.

Así las quieren ver.

¡Qué pena! Porque sería muy interesante un debate en el que se hablara de las mujeres. De la conciliación de la vida laboral y profesional, de la igualdad de derechos, pero una igualdad de veras, no de boquilla, de las situaciones en que la mujer, por ser mujer, sale peor parada que el hombre. Etcétera. Y aunque no me considero feminista (no, al menos, seguidor de cierto feminismo), sí que me gusta creer en la igualdad de derechos y oportunidades para todos los hombres, varones o mujeres, y creo que eso es de sentido común. Luego ya discutiremos el detalle, que para eso estamos. 

Pero un debate no sobre la situación de las mujeres, sino de mujeres, como si fueran las protagonistas de una atracción de feria... Eso, como que no. Es un insulto a la inteligencia, ese bien tan raro y tan (des)preciado hoy en día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada