Arriba y abajo (Gran Premio de China 2016)


El paisaje no es lo mejor del circuito.

El Circo ha llegado a la China y ha dado el espectáculo, que es lo que ha de dar. Esta vez, en la tanda de clasificaciones un Mercedes-Benz, el de Hamilton, quedó el último por culpa de una avería. Eso prometía y en la carrera no ha defraudado. 

La salida ha sido accidentada. Se han tocado varios coches y entre ellos, los dos Ferrari, que buscaban ponerse los primeros, y Hamilton, que se ha visto con el alerón bajo el coche intentando adelantar a todo el mundo. Con el coche de seguridad en pista y los bólidos entrando y saliendo del taller cada dos por tres, la cosa ha quedado movidita y durante la carrera ha habido adelantamientos y un poco de movimiento. 

Ha ganado Rosberg, por tercera vez consecutiva, con un Mercedes-Benz. Un Ferrari ha quedado segundo (Vettel) y el otro, quinto. Hamilton ha sido séptimo. No ha estado mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada