Una de cal y una de arena (Gran Premio de Bahrein 2016)



Este fin de semana hubo carrera y Ferrari cosechó una de cal y una de arena. Podría ser un chiste fácil, porque corrieron en Bahrein, donde tienen arena de sobras. 

Lo malo (empezaremos por lo malo) fue que el Ferrari de Vettel no pudo ni arrancar porque el motor se le descacharró. Ya hubo quien dijo que esta temporada Ferrari iba a correr más, pero también que iba a averiarse más. Hay que... aguantarse, seamos finos.

El otro Ferrari quedó segundo, entre los dos Mercedes-Benz (detrás de Rosberg y delante de Hamilton). Esta vez no falló la estrategia durante la carrera y demostró que corre muy bien y que casi (casi) es como los Mercedes-Benz. Grossjean, con una escudería nueva, Haas, quedó quinto, dando la sorpresa y haciendo sonreír a Ferrari, porque Haas es como Ferrari-bis. McLaren también puntuó; el sustituto de Alonso (en reposo después del último trompazo), un tal Vandoome quedó décimo y mereció los aplausos del personal.

En fin, que queda mucho por delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada