El yeti de Formigal


Una conspiración del Estado, la Liga de Fútbol Profesional y el club Bilderberg nos está ocultando pruebas sobre la inequívoca presencia del yeti en los Pirineos.

Los aficionados a la criptozoología saben perfectamente qué es un yeti, y los que no sienten tan extraordinaria afición, también, porque el yeti es un ser fabuloso a la vez que famoso. 

El yeti es también conocido como abominable hombre de las nieves (me encanta lo de abominable) y es el equivalente al coco o al hombre del saco en el Tíbet, donde no le llaman yeti, sino jigou (que se pronuncia parecido a G.I. Joe, en inglés). Al yeti le han salido primos en todas partes y fue comenzar a hablar de él y comenzar a ver abominables por todas partes. Están los bigfoot, en los EE.UU., los yowie en Australia, los kunk en los Andes y los wookiees en el espacio (siendo Chewbacca el más famoso de todos ellos). Y ahora, damas y caballeros, tenemos un abominable hombre de las nieves en la estación de esquí de Formigal y Panticosa, en el Sallent de Gállego, en medio del Pirineo de Huesca. 

Una familia de yetis aragoneses, posando para el criptozoólogo chino Cha Lao.

Saltó la liebre hará un día o dos, el fin de semana o por ahí, cuando unos esquiadores van y sueltan que han visto a un yeti (sic) en Formigal. ¡Atención! ¿Qué hace un yeti tibetano en las pistas de esquí de Formigal y Panticosa? ¿O no es un yeti tibetano, sino un criptoanimal autóctono? Cuidado con las respuestas, que la criptozoología podría revolucionarse. 

La espeluznante prueba fotográfica aparecida en las redes sociales.

Hay fotografías del bicho y ahora dicen que hasta un video. La liebre saltó en un lugar de las redes llamada ForoCoches, gracias a un tal señor, o señora, Kangaroo. Esta mañana esquiando en Formigal con mis colegas nos hemos encontrado con esto, decía la primera noticia. Hemos avisado a la estación [de esquí] pero no nos han tomado en serio. Qué raro, ¿verdad? 

Los responsables de las instalaciones lúdicas, el grupo Aramón, han publicado una nota en las redes sociales para tranquilizar a la población y para ahorrarse el trabajo de escribir una nota de prensa de verdad, que es más larga y tiene más letras. La nota dice: Tras la noticia aparecida estos días en varios medios y en redes sociales del avistamiento de un supuesto "Yeti" en el entorno de nuestra estación, queremos comunicar que hemos hablado con los testigos del avistamiento para identificar la zona donde se produjo. Tras peinar el área no hemos encontrado nada. Entendemos por tanto que no hay motivo para la alarma y que la seguridad está garantizada. En cualquier caso, seguiremos alerta. Gracias a todos por los avisos. ¡¡Feliz día de esquí!! Y tan contentos.

La estación de esquí de Formigal y Panticosa es el lugar ideal para que un abominable hombre de las nieves pueda pasar desapercibido. Para la muestra, un botón. Señale cuántos abominables hombres de las nieves aparecen en esta fotografía y verá usted si no es verdad lo que digo.

Esta gilipollez está dando la vuelta al mundo. Se ha convertido en un viral, que dicen ahora. Lo publican periódicos europeos y americanos. ¡Yo también la publico! Los de la estación de esquí de Formigal y Panticosa aprovechan la ocasión para promocionar el esquí en lo que queda de temporada, por ver si remontan y esperan llenar por San Valentín. Los aficionados a la criptozoología se frotan las manos y los que iniciaron la broma, supongo, estarán desternillándose de risa.

Llegados a este punto, no busquemos explicaciones racionales a la tontería. Busquemos, mejor, un nombre para la bestia. Yeti ya está ocupado y necesitamos un nombre autóctono, de aquí, para promocionar la criptozoología pirenaica y atraer turistas, que es de lo que se trata el asunto. ¿Qué nombre le ponemos? ¿Braulio? ¿Quién se atreve a ponerle un nombre comme il faut? ¡Ánimos, reporteros y publicistas! Aquí tenéis para entreteneros un rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada