Tampoco (Gran Premio de Malasia 2017)



Esta vez ha habido novedades, pero no han sido las que Ferrari hubiera querido. Tampoco nos ha ido tan bien como nos hubiera gustado. De hecho, son una advertencia para la Scuderia. Los Red Bull han quedado en primera y segunda posición y el Mercedes-Benz de Rosberg, tercero. Un Ferrari, cuarto. Hay que explicar el tercer puesto de Rosberg, porque tiene mucha miga y no poco dramatismo, algo que se agradece. 

En la salida misma, el Ferrari de Vettel se pasa de frenada o no sé qué demonios hace y ¡pam! El bólido de Rosberg hace un trompo y el Ferrari se rompe, quedando fuera de la carrera sólo empezar. ¡Vamos bien! Rosberg queda el último (¡el último!) y tiene que ir a por todas y al final acaba tercero. ¡No está nada mal! Además, tiene suerte. El otro Mercedes-Benz, el de Hamilton, que le disputa el Campeonato, va y se rompe. El motor revienta y echa llamas y espumarajos, quedando fuera de carrera a catorce vueltas del final, cuando iba primero. ¡Sorpresa! Porque esto es tan raro en Mercedes-Benz... Un poco de teatro no está mal. Los McLaren, los dos, en los puntos. Otra buena noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada