Este cuento se acabó (Gran Premio de Abu Dhabi 2016)


He dicho ya muchas veces que algunos de los grandes premios de la Fórmula 1 se corren en lugares que son una obscena exhibición de dinero, y Abu Dhabi es uno de ellos. En vez de asentarse en los circuitos europeos, donde llegó a ser muy popular, se van a correr mundo detrás de nuevos ricos, qué le vamos a hacer, y el gran público se queda con las ganas. Además, no es que Abu Dhabi sea un paraíso de los derechos humanos, precisamente, lo que también tiene que señalarse aquí.


La cuestión es que ha sido la última carrera de la temporada. Había curiosidad por saber cuál de los dos Mercedes-Benz llevaría a su piloto hasta el Campeonato, y ha sido el de Rosberg, aunque la carrera la ha ganado Hamilton. Después de Hill padre y Hill hijo, le ha tocado el turno a la nueva pareja de padres e hijos campeones, los Rosberg. ¡Felicidades!

Aunque en la primera sesión de entrenamientos los Ferrari dieron la sorpresa (superando incluso a los Mercedes-Benz), en la segunda se vieron superados por los Red Bull, que se ha llevado, al fin, el subcampeonato de Marcas. Pero en las últimas vueltas de la carrera, el Ferrari de Vettel se ha echado encima de los primeros clasificados y de haber durado todo un poco más, incluso se hubiera llevado por delante a un Mercedes-Benz. Ha quedado tercero y su compañero, sexto.

Los ferraristas nos hemos quedado con las ganas, este año. Hoy, el equipo Mercedes-Benz es la tercera edición de las Flechas de Plata que dominaron en los circuitos en los años treinta y en los cincuenta. Son imbatibles, punto. A ver si el año que viene nos espabilamos y estamos más arriba y más veces. Forza!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada