Preparando el pasacalles


Formando delante de la iglesia.
La procesión está a punto de comenzar.

Llegan con el petate. Todo a punto.

Atándose las alpargatas, a la sombra de la rectoría.

El Ayuntamiento de Sitges dice que la procesión de la Fiesta Mayor es, en español, un pasacalles. En catalán, en cambio, es una procesión cívico-religiosa (oxímoron). No es lo mismo. Un pasacalles no es serio y una procesión es lo más serio. 

Además, una procesión por partida doble. Por un lado, sacan a pasear al santo y Bartolo agradece el detalle bendiciendo a los indígenas. Por el otro lado, sacan a pasear a las autoridades, que desfilan rindiendo pleitesía al mártir. Éstas no bendicen a los indígenas. Éstas sólo sacan los dineros al público y, en año electoral, buscan sacar también algún voto. Pero ¿qué hacen las autoridades en una procesión religiosa? En un estado laico, les recuerdo. 

Chist, callen, no digan una sola palabra sobre este asunto. Aquí el señor alcalde y compañía salen todos detrás del santo, a las órdenes de la Iglesia, llueva o caigan chuzos de punta, y pobre de él quien no. Ateos recalcitrantes y pecadores irredentos desfilan lo mismo. Ésos sí que hacen pasacalles, y el ridículo. El resto del pueblo, devoto de la Fiesta Mayor (que no de la Iglesia), asiste a una procesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada