Rusia gótica



La editorial Nevsky Prospects (www.nevsky.es) publicó, en 2009, un librito que recogía un selecto grupo de cuentos sobre brujas, fantasmas, licántropos, etcétera, un género romántico de pe a pa. Traducidos por James y Marian Womack, éste fue uno de los primeros libros de la editorial. Leídos por un servidor de ustedes años después, han provocado la sonrisa y el aplauso. 

Dudo que los nombres de Karamzín, Sómov, Baratynski, Lérmontov, Zagoskin o Pogorelski les resulten familiares, si no es por casualidad. Sin embargo, son autores rusos que tuvieron un gran éxito en su día (al menos, en Rusia) y una gran influencia sobre los rusos que sí que conocemos, Pushkin, Tólstoi y compañía. Nevsky reúne varios cuentos de estos autores que son, simplemente, deliciosos. No se trata de saborear un plato exótico, sino de disfrutar, una vez más, con un tipo de relato clásico y magistralmente escrito. Recomiendo este libro con los ojos cerrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada