Escritores recónditos


Aquí Dante, aprendiendo mecanografía.

Ayer tuve tanto el honor como el placer de participar en la primera reunión de Escritores Recónditos, que se celebró en Barcelona, en el Aula de Escritores del Ateneo. Hubo lectura de poemas y fragmentos de prosa en varios idiomas (al menos, tres), un solo de armónica que interpretó un popurrí de tangos y eso que vulgarmente llaman ambientazo, término que no suele emplearse en las reuniones literarias. Entre los recónditos parece que hay más poesía que prosa, en sentido literal y en sentido metafórico, y es natural que sea así. Escribir es lo que tiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada